miércoles, 19 de abril de 2017

El CNA participa en la datación de la Necrópolis de la Feixa del Moro en Andorra


2/2. Restos hallados en la cista 3 realizada en la fase inicial del descubrimiento. Fotografía depositada en el Patrimonio Cultural de Andorra (Llovera and Colomer, 1989).

Se trata de una de las primeras comunidades agrícolas de los Pirineos. 
Tras 30 años desde su descubrimiento se ha procedido a la datación por carbono-14 de los restos exhumados de 2 individuos.

El yacimiento arqueológico de la Feixa del Moro fue descubierto en los años 80 y se encuentra situado en el pueblo de Juberri a una altitud de 1335 metros, en el Principado de Andorra, próximo a la frontera con España. La altitud del yacimiento es un hecho a destacar dado que se trata de un emplazamiento de alta montaña.

Uno de los objetivos fundamentales de este trabajo ha sido el de conocer la cronología de esos enterramientos, ya que la información de la que se disponía era bastante dudosa por el método empleado y las muestras que fueron analizadas durante el descubrimiento inicial. La conclusión que sí se pudo deducir de esta fase primaria de estudio es que este yacimiento neolítico era uno de los más importantes en el noreste de la península ibérica.
 
En el periodo cronológico al que se adscriben los enterramientos de la Feixa del Moro, existían dos tipos, los enterramientos excavados en el suelo, propios de zonas costeras y las cistas o enterramientos en cajas de piedra, característicos de las zonas interiores del noreste de la península ibérica, tal y como sucede con este caso de estudio. En este conjunto, se hallaron 3 cistas, dos de ellas con restos humanos (la tercera había estado violada por furtivos). [...] Centro Nacional de Aceleradores
 
 
 

La humedad impulsó la extinción de la megafauna de la Edad de Hielo


Reconstrucción de mamuts lanudos, que desaparecieron hace 10.000 años, en su entorno / Mauricio Antón.
 
Un estudio de los fósiles de megafauna de la Edad de Hielo en Euroasia y América, liderado por la Universidad de Adelaida en Australia, demuestra que el aumento de la humedad ambiental, que se produjo por el deshielo del permafrost y de los glaciares, tuvo lugar justo antes de que muchas especies se extinguieran hace entre 11.000 y 15.000 años. Los pastos se convirtieron en pantanos, lo que pudo fragmentar a las poblaciones de grandes herbívoros.

La humedad que surgió a partir del derretimiento del permafrost y de los glaciares causó un aumento generalizado de pastos para ser rápidamente reemplazados por turberas y pantanos, fragmentando poblaciones de grandes herbívoros.

Una investigación, dirigida por el Centro Australiano de ADN Antiguo (ACAD, por sus siglas en inglés) en la Universidad de Adelaida (Australia), publicada hoy en la revista Nature Ecology and Evolution, revela que los huesos fósiles de megafauna conservan la evidencia bioquímica directa de variaciones ambientales que se pueden rastrear a través del tiempo.

Utilizando 511 huesos datados con radiocarbono de animales como bisontes, caballos y llamas, el equipo pudo investigar el papel del cambio ambiental en las misteriosas extinciones de la megafauna, durante el Pleistoceno tardío, que incluye a la vasta mayoría de grandes animales terrestres existentes en la Edad de Hielo, como los perezosos gigantes o los tigres dientes de sable. [...] SINC
 
Referencia bibliográfica:
M. Timothy Rabanus-Wallace et al. "Megafaunal isotopes reveal role of increased moisture on rangeland during late Pleistocene extinctions" Nature ecology 18 de abril de 2017.


Megafaunal extinctions driven by too much moisture - University of Adelaide
Studies of bones from Ice Age megafaunal animals across Eurasia and the Americas have revealed that major increases in environmental moisture occurred just before many species suddenly became extinct around 11-15,000 years ago. The persistent moisture resulting from melting permafrost and glaciers caused widespread glacial-age grasslands to be rapidly replaced by peatlands and bogs, fragmenting populations of large herbivore grazers...